Son los locos los que inventaron el amor